27/5/12

AULLIDOS [lembranzas lúdicas de intres de esforzo sensuai]

[Medidas: 42x 29´7] Aullaban los blancos licos a una luna nueva, invertida y divertida, invirtiendo  términos y saltando 
tópicos; ellos a su antojo no esperaron otras típicas galas.  No consentían mayores esperas, no  podían, y hablando por última vez en una  
ráfaga,ayudadas por el viento,dejaron sus  esporas."Dejar"...al viento dejaron constancia de sus existencias.Así también nos comportamos 
todos por muy civilizados que estemos.De ello no se libra nadie,ni jueces,barrenderos,políticos,curas,mendigos,conductores,limpiacristales,
ebanistas,escultores,obispos,gerentes,capitanes,sargentos,policías,ladrones,estudiantes,profesores,directoras,talibanes,pastores,generales, 
terroristas, investigadores, filósofos, capadores, peluqueros, médicos, doctores,arqueólogos,traductores,papas y popes, diplomáticos 
todos, todas.



  Cuando recuerdo lúdicos momentos por los que tendré que disculpar las ocasiones en los que sé... Cuando recuerdo lúdicos momentos por los que tendré que disculpar las ocasiones en los que se cuando recuerdo lúbricos momentos por los que tendré que disculpar protocolos de bienestar en los que se... Cuando recuerdo lumínicos momentos por los que tendré que disculpar rubores ocasionales en los que sé cuando recuerdo lunáticos momentos por los que disculparé ocasiones que no fueron y quisimos ser en los que sé cuando andamos teniendo ocasiones de momentos útiles que empleamos en cosas profanas y nos dejamos embriagar por las miradas puestas en la luna mientras nuestras manos caminan por donde más gustamos que sabemos que ellas recorren orografías inexploradas por primera vez, sé que cuando ya las topografías se hicieron con tacto y al contacto de tus manos cálidas con las mías no noto frías. Son esos instantes dulces que me narcotizan anulando de mi voluntad las posibles salidas corriendo sé que cuando esto ocurre, mis pensamientos eyaculan ideas al viento y aúllan a la luna nueva que me renueva por fuera y  el bienestar me deje por dentro. Que me amarga la vida, que me endulza la muerte.
    Espolvoreamos semillas al viento de poniente en una noche caliente y te das cuenta cada vez, más, de mi frágil existencia que mi sensualidad me lleva y tú abusas la esperanza de envejecimiento poco a poco mientras  en un último intento esparzo mis simientes para en un suspiro loco tráguelas el viento,  polvo oscuro que yo exhalo poco a poco. Luego, después, más tarde, como a un airbag, iré muriendo en desguace que me descomponga y a piezas me vendan o me triture y pisotee alguien o una máquina de coches devoradora...
No semos naide.    



    Cando recordo lúdicos momentos polos que terei que desculpar as ocasións nos que sei... Cando recordo lúdicos momentos polos que terei que desculpar as ocasións nos que se cando recordo lúbricos momentos polos que terei que desculpar protocoios de benestar nos que se Cando recordo lumínicos momentos polos que terei que desculpar rubors ocasionais nos que se cando lembro lunáticos momentos polos que desculparei ocasións que non foron e quixemos ser nos que se cando andamos tendo ocasións de momentos útiles que empregamos en cousas profanas e deixámonos embebedar polas miradas postas na lúa mentres as nosas mans camiñan por onde máis gustamos que sabemos que elas percorren orografías inexploradas por primeira vez, sei que cando xa as topografías fixéronse con palpo e ao contacto dás túas mans cálidas coas miñas non noto frías. Son ises intres doces que narcotízanme anulando dá miña vontade as posibels saídas correndo sei que cando isto ocorre, os meus pensamentos eiaculan ideas ao vento e aúllan á lúa nova que me renova por fóra e ou benestar déixame por dentro. Que me amarga a vida, que me endolza a morte.
    Espolvoreamos sementes ao vento de poñente nunha noite quente e dásche conta cada vez, máis, dá miña fráxil existenza que a miña sensualidade lévame e ti abusas a esperanza de envellecemento aos poucos mentres nun último intento esparzo os meus simentes pra nun amén tolo trágueas ou vento, pó escuro que eu exhalo aos poucos. Logo, despois, máis tarde, coma un airbag, irei morrendo en despezamento que me descompoña e a pezas véndanme ou me triture e pisotee alguén ou unha máquina de automoveis devoradora...
Non semos ninguén.    d:D´

9 comentarios:

  1. Ahora que pienso, no recuerdo. No recuerdo lo que pensaba que pensaba que quería decir lo que pienso. Mas no importa, pues es la sensación lo que cuenta, como la intención, y la sensación que tengo es que me voy de aquí como aliviada, como deshecha en aullidos, unos sordos y otros altibajos, como jadeos.

    BsoT.

    ResponderEliminar
  2. Impúdico hongo que desarrolla fructíferos cuerpos de característica silueta; ovoide primerizo fijado al sustrato por miceliares filamentos y rodeado de estructura gelatinosa que la madurez rompe, aflorando entonces una forma fálica con capuchón capaz de atraer los insectos que precisa para esparcir sus esporas.
    Fantasmagórica metáfora de una muerte cierta que nunca deja de acudir en su momento, dando buena cuenta de todas y cada una de las partes constitutivas. Desapareciendo, contribuimos con cada una de ellas a reiniciar nuevos ciclos.
    Salud y montaña, amigo Deicar.

    ResponderEliminar
  3. Vera, no importa lo que se recuerda o se olvida, lo importante es lo que se siente. Como nos descubrió Hume, son las sensaciones las que hacen que el hombre quiera con sus emociones encontrar respuestas en el más allá, donde no las hay, y por puro instinto vaya dejando impronta en cada nueva generación para que reconozcan una nueva respuesta que nunca obtienen.
    dl*V d:D´
    Saúde,Ceibedade e Esquilmo

    ResponderEliminar
  4. Carmar, eso es lo que parece que debemos hacer para no interrumpir ni molestar el ciclo natural de los seres que viven a cierto nivel. En las personas ocurre lo mismo, cada nueva generación se rehace y se revuelve al saber que tiene que pasar por los mismos trances que sus antepasados; luego, somos contenedores de esporangios dispuestos a reventar ante la más mínima gota de lluvia o brizna de hierba mecida por la brisa marina.
    Amigo Carmar, como refleja el cosmopolifacético Danikxt, la relación de un lugar con la explosión de sus esporas es preludio para el estudio de las anatomías y formas. Ellos escupen bocanadas marrones que manchan los zapatos si se pisan al andar en lugares cercanos al saber humano, al Anatómico Forense. ¿Paradójico o capricho?
    dl*C
    Saúde, Ceibedade e Esquilmo.

    ResponderEliminar
  5. ños toda una vida de lucha para no acabar siendo "naide" jajajajaja es que me hizo gracia la frase y de paso mando mi filosofía.. ahí, sí por los alrededores de andrómeda : )
    1812 abrazotes jajaja con sabor salado y azul : )

    ResponderEliminar
  6. ...Bien me saben, Shao, esos dulces salados de cristales azules de tus alrededores de Andrómeda; filosofía que me fía la vida y me recuerdas en cada nota corta.
    Es instinto de supervivencia la que determina a cada ser, ser como son y son como debieran ser exhalando partículas al aire que preñan la tierra depositándolas un poco más allá de donde ellos no pueden moverse...
    No semos naide y solos mucho menos.
    dl*S d;D´

    ResponderEliminar
  7. Precioso texto que lei dos veces, mientras escucho la música que me trae recuerdos de otros tiempos, y observo la ilustración.

    Un lujo, queridiño.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Zeltia, pero aquí el lujo son vuestras palabras, vosotros.
    Aunque pudiera parecer inconexo el texto no lo es, ya que los saltos son espacios en el tiempo, pausas que podrían proceder y continuar ensimismadas en sus propias razones y argumentos. Se quedan ahí, ahogadas, como cuando estos hongos expulsan millones de expectoraciones al aire, luego declinan naturales y fallecen de tanto aullar a una luna imposible…Selene que si ocurriese mañana al mostrarnos su cara oculta no habría refugio alguno para soportar semejante cataclismo. Los campos magnéticos invertirían su sentido, la rotación echaría el freno, los satélites y otros cuerpos precipitarían su vuelo hacia nosotros, el giro y los cinturones de estabilidad orbital se descompondrían, las auroras cubrirían los cielos de púrpuras completas por decenas de millones de venas rotas que sangrando cúmulos y nimbos desbordarían la ionosfera. Luego, conjuntamente con los mares y los dulces saldrían evaporando aloclinas en un manto de animales y algas que congelados vagarían en los primeros estadios cercanos a la tropopausa. Más allá el gigantesco océano galáctico esperando a nuestra nave de alzhéimer futuro; como ángeles inexistentes, zombis puros.
    Ya sin rastro humano, inerte, Tierra y Luna arrancarían al unísono sordo y leve movimiento de acercamiento y como si de un beso astronómico se tratase chocarían entre ellas fundiendo masas y cuerpos que de tanto roce hundirían sus formas en uno sólo.
    La proyección de materiales serían los heraldos de un nuevo orden planetario que por el fondo sideral erraría hasta encontrarse con la estabilidad capturadora de otra estrella reiniciando el proceso por eones arcaicos.
    Los astros incipientes condenan a sus hijos a repetir la historia. Tal vez Sirio las adoptase.
    Cuando perdemos la capacidad para recordar nos vemos sometidos a tropezar con la misma piedra y aunque pudiéramos desarrollar alguna propiedad emergente siempre hay algún hecho que nos la vele y tengamos que repetirla para poder enterarnos de lo apacible y lo desapacible.
    Saúde e Ceibedade.
    dl*P bd:D´

    ResponderEliminar
  9. y que voy a decir yo a este comentario-respuesta...?
    si es que me dejas asombrada.

    ResponderEliminar

[Ha pasado boedromion: Añade lo que quieras,
cuéntanos y se desovilla si andamos bien de tiempo o nos vemos con calma...si no, no]
Benvido... d: )´


Epílogo bestial:
Gracias a todos por vuestra afabilidad y comentarios