5/12/12

DEJÉ DE VIVIR...[No lusco e fusco da vida, entre pedras laboradas da rúa Príncipe]

King Crimson: Starless 

Deixei a pedra quente
ficando pola xente.
Dábanme ao pasar esmola
coma se fora un paria.
Baixo unha choiva
poallándome os ósos
volveume asqueroso e tolo.
Logo andei un intre paseniño
como un aldeán migreiro
que por máis tempo fuxido
non encontro ao meu sentido
ao ser tratado coma un cadelo.[BdV]
Deica...logo amicus


[El uso de localismos es un propósito para evitar sus pérdidas.  Mediante ellos conocemos procedencias y comarcas, más o menos amplias] 



Aproximadamente:
[Dejé la piedra caliente
esperando por la gente.
Me daban al pasar limosna
como si fuera un paria.
Bajo una lluvia
empapándome los huesos
volviéndome sucio y loco.
Después anduve un instante despacito
como un aldeano emigrante
que por más tiempo huido
no encuentro mi sentido
a ser tratado como a un perro]

21 comentarios:

  1. Siempre que se publican fotos de indigentes, mendigos o gente necesitada, se sacan en las grandes tiendas de moda. Parece que nos gusta ver, el contraste que produce el escaparate limpio y luminoso, con la pobreza que se arrastran. ¿Por qué nos resulta tan llamativo este contraste?. Yo no sé muy bien que se desea expresar con estas instantáneas. Quizás eso. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. volveume asqueroso e tolo... qué miseria más terrible, y que cercana la vamos encontrando, cada día más. horrible.

    ResponderEliminar
  3. Dejé de vivir y sigo viviendo sin vivir.
    Dejé de modelar mi destino para enredarme entre sus hilos.
    Si vivir ya no puedo, al menos querría poder dejar de sentir.
    Querría también que quien sintiera, pudiera y que quien pudiera sentir, pudiera

    ResponderEliminar
  4. aparecen sentados en escaparates de ropas de modas, porque es posible que antes lo hicieran en un banco.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo creo que fue coincidencia que en esa calle de Vigo, peatonal y comercial, estuviera esta persona viendo pasar el día, seguramente pensando lo mismo que tú y que yo.
    Tienes razón que es una imagen anacrónica; tal vez ahí consiga algún pingüe beneficio o se recree con la mirada más que los soportales de las iglesias, tal vez. Muchas circunstancias que sólo la explicación más simple es la acertada, sentado fumando un pitillo y viendo, como AQUALUNG, los leotardos pasar caminando...
    Breves saludos.

    ResponderEliminar
  6. Amigo raúl, una sociedad enferma que en la medida que aumentan estos aumenta su intolerancia e individualismo, olvidando el sentido de cohesión que se tenía aquí; un modelo de pueblo tolerante y rico en matices cosmopolitas y culturales. Aun es pronto para que veamos realmente estos efectos en los más cercanos, pero a este ritmo llegarán.
    Fugaces saludos
    dl·r

    ResponderEliminar
  7. Amigo Carmar, como aquellas estrofas que tanto se recitan, a veces de forma jocosa, hay quien vive y sólo sufre; eso no es vivir.
    Palabras muy interesantes las tuyas, llenas de enjundia suficiente para empatizar con ellos.
    Breves saludos
    dl·C

    ResponderEliminar
  8. Dilecto Danikxt, podría ser que sí, qué muchos, antes, fueran otra cosa "digna"
    Una sociedad que no consigue un determinado grado de solidaridad mediante la educación del conocimiento no alcanza la suficiente libertad para con sus semejantes. Lo malo es que se confunde ésta con misericordia, la cual genera humillaciones otrora confundidas, pues vende humo y vida eterna...innecesaria.

    [Me alegro mucho de ese premio APOD, por tu astrofotografía lunar. Buen trabajo. Eso]

    Breves saludos
    dl·D

    ResponderEliminar
  9. d:D' no es astrofotografía la APOD de Dani, es fotografía. Te corrijo porque es más vulgar (Común o general, por contraposición a especial o técnico. según la RAE) la fotografía. Astrofotografía suena muy elitista, inalcanzable, difícil. Es fotografía, lo puede hacer cualquiera. Pero en este caso, Dani, fué el que estaba en el lugar, momento y sobre todo, con la sensibilidad y capacidad para atrapar la imagen que se le ofreció. Se lo merecía.
    Y entrando en el tema, Anónimo: Las tiendas de moda son el arquetipo de consumismo y en muchos casos irracional. Por eso el contraste buscado. No sería lo mismo en un barrio, al lado de un Coviran. Esa persona pasaría desapercivida. Porque casi todos están rozando su misma situación.
    Y la expresión viene de la falta de empatía que tienen esas gentes que llegan a pagar dineros que ni me imagino, por cualquier cosa que está en el escaparate. Sin pensar en nadie más que en ellos. Es que encima les molestará esa presencia.

    ResponderEliminar
  10. Desde El Sur, tienes toda la razón al corregirme y sobre lo que dices de las fotos, y de Dani Caxete. Tienes razón sobre la presencia del hombre "en el escaparate" sentado, pero sólo era un pretexto para las palabras. Los que me conocéis sobradamente dazme una foto y hablamos sobre su contenido.
    ¿Qué más puedo decirte pues tú tienes todo dicho y resumido?
    Un longo y breve saludo, amigo Manolo, como siempre ahí desde tu Chiclana estupenda que bien conoces el universo y sus vericuetos...
    De: Beato Darzádegos
    dl·MC.

    ResponderEliminar
  11. Cuando era un joven renacuajo y descubrí lo fácil que resultaba juntar una cantidad de dinero suficiente para encapricharme de cualquier cosa, pensé que llegaría a ser medianamente rico. Lo tenía bastante claro.

    No tardé excesivo tiempo en descubrir que no iba a tener nunca mucha pasta y que, además, tampoco me importaba demasiado: tendría una cómoda vida austera.

    Con el paso de los años voy viendo que los caminos me llevan s sentirme como un Aqualung o una Cross-eyed-Marie. De momento, voy dejando que la barba crezca.

    También me sentaré frente a escaparates de opulentas boutiques, con el objetivo de incomodar a clientes y comerciantes por un igual. Me reservaré, por lo menos, el derecho a resultar incómodo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Sr. Pérez, me ha hecho usted reír por ese florecer gamberro que aun le acomoda de vitalidad en su vida; yo, si pudiera y tuviera menos temor o pudor haría lo mismo. Es más, con un dedo en la nariz...
    Lo descubierto de pequeño es algo que casi todos comprendemos al darnos cuenta de esa realidad, sólo, cuando somos ya bien mayores.
    Si no fuera por esa música de los Crimson y el recuerdo de que muchas veces nos hemos parecido a Aqualung, la vida sería mucho más aburrida y un sinsentido más insoportable sujeto a lo "políticamente" correcto.
    Siempre me gustaron ambas figuras, las de Aqualung, de los que tuve muchos amigos (tal vez más de los que mucha gente se pueda imaginar, por las situaciones que viví años atrás) y las de mujeres como Cross-eyed-Marie...

    ResponderEliminar
  13. [Le contaré algo:
    Hace años, siendo un rapaz, conocí la miseria de muchas personas que nos rodeaban, podía decir que fui siempre afortunado por tener una familia de la que provengo con la posibilidad de sacarnos adelante; unos padres trabajadores que lucharon consiguiendo que cada uno de nosotros fuéramos seres autónomos y comprensivos. Pero entre todo ese colchón de posibilidades yo veía un mundo en redor que se veía sometido por la miseria y, en muchos casos el alcoholismo, la lepra, la tuberculosis, el cólera, las mutilaciones, y otras tantas enfermedades que seguramente tenían su origen en esa estúpida y descabellada guerra que, en contra de lo que podría parecer, era bastante más cercana de lo que no imaginábamos. Era cercana por los hombres y mujeres que se acercaban pidiendo y a los cuales se les daba siempre algo. No tenían nada, absolutamente nada, nada, nada.
    ...

    ResponderEliminar
  14. Entre todos estos destacaba una mujer, flaca, poco agraciada, arrugada y de voz aguardentosa que vivía de vender “iguales”, cupones de la ONCE, de los pequeños, los antiguos. Aquella mujer estaba, seca, siempre seca y alcoholizada de vasos de vino tinto del país y de chatos de Sansón Bacarles con aguardiente blanca y galletas para matar el gusanillo por las mañanas, de desayuno. Pongamos que se llamaba Pilarica y que vendiendo cupones iba resolviendo su vida de carestías mientras el vientre hinchaba de cirrosis, tan común por entonces. Vivía en una especie de habitación de tres por cinco, donde la puerta de la calle era una cortina de tela a través de la cual se intuía el hálito vengativo que la vida les depara a los que no tienen; a los que no tuvieron nunca la oportunidad de sentarse alguna vez tras un pupitre y sentir el olor de las gomas de borrar, de los lápices al ser afilados, de las libretas, las hojas de los libros a biblioteca y la voz de un maestro en una vieja escuela unitaria en un local cedido por un herrero.
    ...

    ResponderEliminar
  15. Cuando podía, al pasar a saludarnos y charlar con nosotros, manteniendo siempre una humilde distancia y educación natural y social, traía unos chinchos o jurelos, que con auténtica devoción contaba como los iba a preparar. Siempre creí que aquello era verdad, aunque hoy en día lo dudo; siempre recuerdo aquellas palabras, aquellos tonos alegres que desbordaban por sus ojos como si de un majar único e irrepetible nos estuviera contando. Su voz se podía oír casi todos los días y aunque algunos le tenían miedo por sus facciones, tenía un alegre carácter para una mujer a la que la vida nunca sonrió ni trató con esperanza y bonanza.
    Un día conocí la noticia de su fallecimiento y, causada tal vez por aquella vida hepática, aunque por entonces fue algo muy fugaz, creo que alguien muy capaz y templada de mi familia, alguien con gran solidaridad sensible hizo lo posible porque aquella mujer tuviera un entierro digno como toda persona debe tener. Con el tiempo aquella mujer de asoladas facciones y pieles lacias cayó en el olvido, aunque no siempre pues aun cuando, muchas veces, miro hacia las estrellas en busca de respuestas que no hallo, la recuerdo riendo mordazmente, con un par de dientes en sus encías, feliz, diciendo que se había preparado unos xurelos fritos que con pan y un vaso de vino había comido de maravilla.
    Esa mujer me recuerda, en algo, aunque no sé muy bien en qué, a esa otra a la que tú nombras, María “La bizca”…]
    Breves saludos, amigo Sr. Pérez
    dl•SrP

    ResponderEliminar
  16. La letra de la canción, emocionante y tus letras también, que decir de la foto ella por si sola habla..un cielo sin estrellas y una biblia negra

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ciñéndome a las palabras... De sobras es sabido que quien espera desespera, y para más inri, en demasiadas ocasiones, resulta que cuando llega no era lo imaginado o lo deseado o lo apetecido.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  18. María, esa es la realidad. Nos cuentan cuentos mientras algunos viven en una realidad trastornada por la propia sociedad trastornada. Ambas.
    La música es una delicia.
    dl*M

    ResponderEliminar
  19. Verae, así es como se siente mucha gente por sus circunstancias, creyendo que la vida era una situación ideal; la realidad es otra, mucho más dura, para todos. Para los que lo viven , para los que lo ven.
    La empatía se produce cuando lo que entra por los ojos intentas comprenderlo y llegar a alguna explicación.
    dl*V

    ResponderEliminar
  20. Me pongo el sombrero únicamente para descubrirme ante usted.
    Gracias por compartir ese recuerdo de tan buenísima manera contado.

    Y geniales los Crimson, también, claro.

    ResponderEliminar
  21. Sr. Pérez, entonces es mutuo...
    Breves saludos
    Deica

    ResponderEliminar

Se añade nuevamente la letra, pues los eSPANtapájaros entran rompiendo la cacharrería.
Cuantas más facilidades peor...Resolviendo un desaguisado
[Ha pasado boedromion: Añade lo que quieras,
cuéntanos y se desovilla si andamos bien de tiempo o nos vemos con calma...si no, no]
Benvido... d: )´


Epílogo bestial:
Gracias a todos por vuestros comentarios.
Pero si escribes en anónimo, tal vez, no salgas publicado