18/2/13

Tiempo enjaulado...O TEMPO NA PANTERMA. Apareció como una exhalación [Coma fuxiu unha estrela lixeira. Tenho unha door]


Ficaría ameigado a súa viravolta... :)


















Sytax-Pride

  E correndo colleu, do azucreiro, un punado dicíndonos a tudos que ía  a adensar o mar. Pouco lle parescía pois segundo contoulle un cociñeiro con ela sería máis salgada. 
Un traspés cunha buguina detíveo e tendeu sopor a ardente area a súa manchea que ficaron sin xeito amostragados
Hoxe segue, ficando apareza unha das súas comentas,  con aquela babinha da comisura dos belfros mentres lle pasa a lingua, cada día, ao seu amuleto de rocha transparente...
Sal xema ou vidro... [d:D´]
Deica

  Y corriendo cogió, del azucarero, un puñado diciéndonos a todos que iba a espesar la mar. Poco le parecía pues según le contó un cocinero con ella sería todavía más sabrosa.
Un tropezón con una caracola lo detuvo y tendió sobre la ardiente arena su montón que quedó derramado.
Hoy sigue, esperando aparezca uno de sus comentarios, con aquella babilla de la comisura de los labios mientras le pasa la lengua, cada día, a su talismán de (cristal) roca transparente
Sal gema o vidrio...
Hasta.

[Coio, seixo, xeixo, croio.
Guijarro, seijo, cuarzo, canto]


Ahora termino la entrada y la continúo con lo que más o menos puso en su momento. Valga esto como una forma de recordarla, de tenerla en el recuerdo.
fue estupendo leer ese océano de "praias e sal, de peiraos e rúas, de brancos  e petros". De poesía sensitiva, a gritos dicha:

Recoje un trozo de los escombros de tu cerebro,
lánzalo, rompe la ventana, 
libera tu alma enjaulada. 
Vuelas.
Dibuja las paredes de tu cráneo 
Abriendo ventanas al futuro. 
Cierra los ojos sin dejar de mirar. 
Mira, sin cerrar los ojos frente a la verdad. 
No pises la línea que todos continúan. 
No busques ser correcto para todas las miradas. 
No vivas preso de los minutos y de las malas caras. 
Actúa. 
Nos sigas mis pautas- 
Huye. 
Libérate.

Y me gustó mucho...

12 comentarios:


  1. Mejor que hubiera tropezado, lástima por la caracola pero no quisiera imaginarme un mar dulce.
    Una ilustración de lujo.

    · dl·R

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
  2. Hola Ñoco, fue un tropiezo inesperado pero, en este caso, no es contraproducente que hubiera ocurrido. El asunto de todo esto tiene que ver con algo que los dos conocemos y sólo es una referencia para saber si sale nuevamente.
    La ilustración corresponde a un trabajo de los más jóvenes de la Escuela de Arte que decidieron hacer una serie de pequeños "dioramas" donde recogen una especie de "escenas costumbristas" vistas desde sus diferentes puntos de vista y técnica; cada uno las hizo según su intención y tema.
    Hay toda una serie que parecen "polipoket" en lata. Da gusto verlos, todos colgando de un gran aro de acero, con su marchamo aforístico.
    Aproveché el asunto y lo traje con una pequeña, y algo absurda, anécdota de mi ficción para insinuar que quien se sienta identificado con ella, lo entienda y pase a dejarnos un buen y cordial comentario. Eso es lo que espero, pues desde hace tiempo, tú y yo, eso pienso, no sabemos nada de ella. Cerró el chiringuito y nos dejó con las ganas de ver más cosas desde su punto de vista y palabras.
    ¿No te parece?
    Ahora ya sabes de qué estoy hablando. ¿Cierto?
    ·deicaludos· A, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Vaya... andamos de añoranzas. Es lo que tienen de "malo" las sirenas que aparecen de súbito, y desaparecen de la misma forma. Puede reaparecer en cualquier momento, eso sí, si sigue siendo la mar salada, porque es del todo imposible que aparezca en un río pues no habría espacio para su canto.

    Mientras vuelve...

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, hola Verae...son añoranzas salidas de pequeñas observaciones que se pueden comprobar si nos paramos, yo en este caso y vosotros también, en ciertas pistas que enlazan con lo que intento hacer referencia. Es verdad que lo que es o puede ser efímero puede regresar nuevamente... o no; si es que se da cuenta y apetece. Pero me gustan esas sirenas que tú mencionas, aunque sean inexistentes. El mar, la mar, no hay duda de su salinidad, como ese hilillo bucal al que me refiero y en esto hago un inciso que la sirena que atraviesa aloclinas y con toda la mar detrás se aleja se vuelve ondina y maneja otros cantos, aunque sean rodados.
    Breves saúdos :)

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué es la fe?, preguntó el maestro.
    Fe es: Melocotón en lata.
    Cariacontecido salió Emilio del examen, con su suspenso, sin entender porqué, ese mismo profesor que días antes les había explicado que la fe consistía en creer lo que no se ve, no hubiera comprendido su metáfora: Yo, como tengo fe, creo, sin verlo, que dentro de la lata está el melocotón en almibar que reza en la etiqueta.
    Sorprendentes latas las que muestras, Deicar, con chismes y estrellas de cine en su interior.
    Salud, montaña y gracias por albergar en tu blog disgresiones como las mías.

    ResponderEliminar
  6. Suele ocurrir en los mares platónicos que existen mujeres así, que se las añora y se proclama a los cuatro vientos por si suena la flauta. Sí, tienes toda la razón, me chupo los dedos de la envidia. Venga, arriba ese ánimo, o como quieras llamarlo.

    La etiqueta lo dice bien claro...

    bSöS.

    ResponderEliminar
  7. Carmar, qué buenas disgresiones, bienvenidas.
    Esa anécdota del joven Emilio parece tan real que, sólo por leerla, me la tomo como cierta, qué lo es.
    Los niños aún no han perdido esa capacidad innata para poner en duda el significado de lo que los mayores, de forma perversa, intentan inculcarles, cuando no a palos, en tiempos, sobre lo irracional. Eso se sale de toda lógica y tenía razón.
    Pues yo soy como él, si veo que pone melocotones en lata, pienso que eso es lo qué es: en lata; del contenido ya me encargaré de probarlo o no si es cierto.
    No veo disgresiones, ya que entre lo que dices hay un hilo conductor a todo esto. Qué lata.
    Yo, en cambio ni tengo fe en lo improbable, ni en lo irracional, ni en primitivos discursos fuera de toda congruencia. Sólo en mí.

    ResponderEliminar

  8. Sole que bienvenida más interesante pues los mares platónicos son comunes en la sirénidas bucólicas.
    Humm, humm, en tu siguiente surrealismo alegórico me he perdido un poco aunque puedo creer que sé por donde vas; veré qué se puede hacer aunque para ello necesitaría encontrar alguna foto que me lo haga ver.
    La etiqueta es bien clara y ella lo fue también, por eso debió cerrar, seguramente.
    La libertad si te la prestan envuelta en hilos pide a gritos una "reveldía" tal que se es capaz de llegar a poner espacio infinito entre la persona y el medio, medio electrónico pienso.
    Y ella es razonable pues debió encontrarse con este últimamente control de la red y cortó por lo sano. Yo también ando harto
    Rbcos.
    dl*S

    ResponderEliminar
  9. Desde luego no dejé un comentario muy afortunado, por respeto a que ya has contestado lo dejaré así, como testimonio de cuán mala soy con las palabras. Y aprovecho para decir qué hermosas, veraces, y coherentes suenan las que ella escribió.
    Hay momentos en los que también deseo salir corriendo.

    bSöS.

    ResponderEliminar
  10. Sole, no veo ningún comentario desafortunado, como tú dices. Leo palabras que tienen mucho qué decir y comentar, para nada por este sistema aunque encierren significados dispares y para nada los que a primera ojeada puedan parecer. No son literales las lecturas y eso lo sabemos. También sabemos que de lo que ambos escribimos debemos extraer un conclusión escueta que enlace entre ambos una de las posibles interpretaciones; luego de ambas, en ambas dejamos explayar la imaginación y nos vamos distrayendo a metáforas propias que si tuviéramos tiempo las explicaríamos. Tus comentarios siempre están bien, de eso estoy muy seguro. Tienen miga, enjundia y estimulan, no sólo la escritura, si no la exposición completa y la complementaria.
    Nunca es literal nuestra, vuestra interpretación y - la de quienes me escribís, os incluyo a todos- siempre, al igual que mis palabras, la interpretamos tranquilamente en ese instante o con el paso del tiempo. En algún momento, normalmente más adelante, encontramos la clave. Por ello, tus palabras anteriores son bienvenidas y contienen significados más que adecuados. Nunca en ellos he visto acritud alguna, ni por asomo.
    Eso.
    ·deicaludos*S·

    ResponderEliminar
  11. Pues yo no conozco los antecedentes ni he tenido contacto alguno con la sirena cuyo canto os enfeitizou, pero me gustó mucho esta entrada.
    Mucho.

    un bico.

    ResponderEliminar
  12. Zeltia, no sólo era lo que se era, si no más bien lo que podría haber sido en el mejor sentido; disfrutar de sus fotos en blanco y negro y de su intimista, aunque algo doliente, poesía.
    El asunto lo dejamos como unha lembranza, como sonido sirénido que hacen los barcos cuando recalan, sin escorar, en cabotaje y lanzan sus tensos recordatorios para evitarlos.
    Lo demás fue un golpe de efecto pues se daban todas las claves para una coincidencia en la que relatar brevemente una de las formas como pudo haber nacido el cristal silíceo, de las arenas, el de las ventanas, de los coches, batiscafos y satélites tripulados.
    Sólo la ardiente arena agregada a la sal podría dar lugar al cristal...en sus diferentes formas y colores, más o menos. :))
    ·deicaludos*P·

    ResponderEliminar

Se añade nuevamente la letra, pues los eSPANtapájaros entran rompiendo la cacharrería.
Cuantas más facilidades peor...Resolviendo un desaguisado
[Ha pasado boedromion: Añade lo que quieras,
cuéntanos y se desovilla si andamos bien de tiempo o nos vemos con calma...si no, no]
Benvido... d: )´


Epílogo bestial:
Gracias a todos por vuestros comentarios.