21/4/14

Un día cualquiera...




Triana: Cae fina la lluvia


Falan entre elas cruxindo e coma se colidiran deixan parolas que lévallas o vento; pronto virán e é foncho estar eiquí que tudo fina e derrétese o sorriso pois asinha un ano máis quentará ista contorna. Un día calquera destes percórroche dun extremo a outro, por entre os teus peitos e remato por Somoserra nas túas saias. Dáme tempo e entrégoche cas minhas pegadas a companha que necesitas e eu a soidade que preciso. 
Entón, xa chove?Bricd
Hablan entre ellas crujiendo y como si chocaran dejan palabras que se las lleva el viento; pronto vendrán y es fatuo estar aquí que todo acaba y se derrite la sonrisa pues pronto un año más calentará este entorno. Un día cualquiera de estos te recorro de un extremo a otro, por entre tus pechos y finalizo por Somosierra en tus faldas. Dame tiempo y te entrego con mis pasos la compañía que necesitas  y yo la soledad que preciso.


The Beatles: A day in the life

24 comentarios:

  1. This looks like a challenging climb in a fabulous landscape.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes, the scenery is fabulous and the great rock called (Helm) El Yelmo, it's even more.
      There, the climber is climbing by climbing adhesion pathway called "Valentina"
      They are climbing hundred feet in balance.
      At its inception through technical climbs call gripping BAVARIAN here.
      Grata is your deference :) '
      [[I hope I spelled correctly ... fiuuuu]

      Así es, el paisaje es fabuloso y esa gran roca llamada El Yelmo, lo es aún más.
      Ahí, el escalador, está subiendo por adherencia la vía de escalada llamada "Valentina"
      Son ciento cincuenta metros de escalada en equilibrio.
      En su inicio se sube mediante técnicas de agarre aquí llamadas en bavaresa.
      Grata es tu deferencia :)´

      Eliminar
  2. simbiosis perfecta, tú le rascas donde no alcanza, ella te abraza cuando llegas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, ni nadie, mejor para decir brevemente lo que pasa cuando te despistas, y eso como poco...:))))´
      Fugaz es la vida que se duerme y pierde el día bajo el calor de las sábanas; pero si desde madrugada encomiendas a las rocas el tiempo, éste dura tanto que sobrepasa las veinticinco horas.
      dL·r

      Eliminar
  3. sabes que nada más abrir tu blog me salta una alarma en el ordenador que dice "sitio de alto riesgo"?
    será por el riesgo que me imagino que corres escalando por esas piedras de dios... agárrateme ben!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cosas, no hay nunca verdadera justicia y eso debe ser producto puritano o falsas alarmas...
      El riesgo se asume hasta un límite...El cielo puede esperar pues, a veces, es más peligrosa la calle; un traspiés y zas. Con las Campfour de FiveTen no hay qué temer y en ellas reside el agarre y de mí el equilibrio y de Nando las fotos... :)))´
      dL*Z

      Eliminar
  4. ¡Bellos "granitos"!, aunque me cueste un poco entender esa guapa lengua, me llega poesía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que lo son pues cuando los días son como estos da gusto pegarse a ellos como una salamanquesa de esas que tú tan bien fotografías y nos enseñas; o lagartijas o mariposas que se posan en las camisas exteriores de una cuerda y nos ayudan a tirar de ellas o a imitarlas hasta llegar a la cumbre desde la que divisar un paisaje pétreo único y singular. Pero para bellas, tus fotos y palabras.
      Sí, es prosa poética.
      ·dL*BMS

      Eliminar

  5. Solo una vez nduve por esas zonas... la Bolo del Mundo, o algo así...
    Me da envidia ver tu trepada...

    · deicaludos b·R

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que aquel programa tan homónimo tuyo salió el más popular nombre que hoy, a veces, debemos siempre recordar para no perder su verdadero: Cumbre de Las Guarramillas. Ése, el que contiene esos cohetes de Tintín, emisores y repetidores de entonces y actuales, se ven desde muchos lugares. Desde esos Bolos o berruecos ou penedos que ves y a la izquierda se encuentran Las (4) Torres de La Pedriza que siendo el paso obligado para una excursión por ella no dejan nunca de sorprenderme en sus formas que envuelven y maravillan tanto como que unos metros antes te ves rodeado de agujas y gigantes pétreos que nos rodean, cuidan y guardan.
      La trepada por adherencia es el inicio de vía Valentina, justo cuando comienza el diedro de ataque en su base o cara sur. Después de unos metros y superado éste se llega a una placa o pequeña lancha que anima a agarrarla y ya izados nos vamos perdiendo de vista por la izquierda de la granodiorita rosa y naranja. Subir sus aproximadamente ciento cincuenta metros de presión y calor hacen mantener a raya la adrenalina que o sale por los poros en forma de cansancio o te agota en un grato sueño cuando al parar para comer lo hacemos tumbados sobre unos lomos de ballenas. Las rocas laras (´si, he dicho Lara, cómo la Peña, por sus líquenes y albas cimas planas) que cubren estas cumbres plutónicas son ricas en plasticidades y grandes domos testigos de unos tiempos y cataclismos que nos dejarían hechos polvo.
      Pero lo mejor es finalizar bajando por su diaclasa norte o viceversa, siempre sin repetir...y viceversa o no; o la quieta grieta de la diaclasa y volver a descender rozándose por Valentina...
      ·dL=deicaludos ñ·A :))´

      Eliminar
  6. Namorarás as dúas?
    O teu é gavear pola lírica.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratándose destas esquilmas ou ben da que dorme desde fai eóns que chamándose Morta polas súas saias eu andei atopando o que o de Fita xa obtivo mentres percorría paraxes con encanto e serranas de primeira que niso vaime a min o desafío de embarcarme na tarefa de realcontrarme co do Bo Amor alá onde a máis belas das doncelas queira deixarme acougarme por entre as súas herbas e ao rico padal poida entón gozar dunhas boas polentas , miolos ou migallas e que os meus cansos pés haxan de caminhar tanto como poidan. Xa miraremos coma lle dou xeito...
      Mestra, agavear cas parolas seica é mías difícil que soubir polos penedos
      Entón rebós e rebicos

      Tratándose de estas montañas o bien de la que duerme desde hace eones que llamándose Muerta por sus faldas yo anduve buscando lo que el de Hita ya obtuvo mientras recorría parajes con encanto y serranas de primera que en ello me va a mí el reto de embarcarme en la tarea de reencontrarme con el del Buen Amor allá donde la más bellas de las doncellas quiera dejarme descansar por entre sus yerbas y al rico paladar pueda entonces , o en su ausencia de migas o migajas y que mis cansados pies hayan de caminar tanto como puedan. Ya veremos como me lo monto.

      Eliminar
    2. Así, desde sus pechos yo iré hacia el norte que cuando me alcance la noche ya en el del Nevero echaré el ancla para tomar consuelo y decirle a la más oscura que tengo sueño...De la siguiente madrugada será el despertar lento y del termo el café, pan y chocolate del bueno para reemprender de pie lo que no se puede avanzar si no me muevo. Otro día más y ya estaré más allá, en Somosierra viendo pasar los coches y a la espera del bus en la carretera. :))´
      dL*O

      Eliminar
  7. Yelmo, Valentina, Calavera, Higinios, en fin, hermoso paredón que atrae y al que, sin embargo, no siempre resulta fácil adherirse. Valgan pues los pies de gato y las uñas de las manos bien recortadas y entonces, con decisión y entereza se extiende uno tras otro pies y manos hasta que estas, loado sea, tropiezan con un granito mayor, al que ansiosa se ase para así, al final, izarse en su totalidad. Es cuando uno se da cuenta que ha llegado a la cima. Ufff. Por el Norte, sin paredón, pero por diaclasa o grieta, también la cumbre se alcanza, y por aquí lo que cuesta no es la cuesta, sino superar el frotamiento de la dichosa grieta que, de tan estrecha, hacia donde entras mirando así se mantiene la cara hasta el final, que no hay ni sitio para voltearse. Salud y Montaña, amigo Deicar, y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que nos sean propicios los vientos húmedos del oeste que sin precipitarse mucho más al centro pueda el anticiclón retirarlos esta vez más al norte y dejarnos a los dos disfrutar de ese paredón que tanto promete ya bien sea arrancando, al pasar bajo El Yelmo, en la hermosa vía Valentina y alcanzando su cumbre adheridos a sus lomos y canales erosivos. Ya en la cetácea cima, tafonis, ollas y marmitas nos dejen ver el reflejo de las pocas nubes decorativas para soportar el descenso por la diaclasa que al norte queda. Por mí como si te empeñas en subirnos a ella y luego descender por donde plazca que uno de frotarse por oposición contra la roca no se anda sino mirando siempre con la cara hacia el vigilante y si no es por tener la ídem en esa posición no sólo no se llega sino que no se avanza ni se sube.
      Pero, si nos encontramos con ganas nos vamos y como de ver nos veremos bajo ese paralelepípedo duro que en unas zancadas nos ponemos enseguida en el primer tramo, pienso que lo demás, si no hay musgo y todo seco, será coser(nos) y cantar a todo canto sin rodar...y a la gran roca.
      Creo, amigo Car, que vamos para buen tiempo y comeremos en casa a eso de las tres o poco menos de las cinco...Eso espero y hasta pronto, ojalá.
      Relongas apertas :)´

      Eliminar
    2. Soledad: un instante de plenitud. Michel de Montaigne

      Sonrisas verticales

      Eliminar
    3. Y bien vertical que fue nuestra plenitud, pues desde la base hay 150 metros aproximadamente...Lo otro adherencia y confianza en el propio superego y ser...
      Arriba, la soledad del viento trajo una multitud de gente que desde su cima lo más solitario eran las nubes decorativas....jeje Y un solo sol de solana sediento de luz, color y, nosotros de sombras.... :)))´
      Unha aperta longa y sin ruido.... :)´

      Eliminar
    4. Ah... y mis plácemes a Miguel de la Montaña o Michel?...y a Michel-in también, por sus buenas gomas que bien agarran y que luego otros hicieron nuestros pies de gato y...las genuinas zapatillasCamp Four cocidas

      Eliminar
  8. Muy poético y muy alegórico. Me gusta escuchar el hablar a las piedras.....pero te digo que había tal silencio que se podía oir caer la caspa.
    ¡Cuidado, amigo, el amor continuado con las montañas, como la sífilis, conduce a la locura o a la muerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si, además, son cantos lo que se oye mejor, pues todo va rodado

      Bos días Bayaceto, benvido...
      Cuánto tiempo.

      Si la caspa es de invierno posiblemente no sea seborreica y sí producto de la morrena se la sierra o poco copo grande; aún y así el oído debe ser muy fino
      Pero estaré al tanto y advertido que en ese asunto pongo gran cuidado y en ningún caso que transcienda más allá de lo que supone verla pasar por el lado o rondar las cabezas; no hay nada más profiláctico que una buena cuerda que jamás nos deje caer en la locura. El amor natural podemos dejarlo para, tal vez, las personas y más para algunas cercanas; para las montañas pasión, para las rocas sólo amistad y posiblemente evitando los roces, con o sin derecho.
      Nuevamente benvido y da gusto oirte
      Deicalogo·B:)´

      Eliminar
  9. Hablan entre ellas crujiendo y como si chocaran dejan palabras que se las lleva el viento; pronto vendrán y es fatuo estar aquí que todo acaba y se derrite la sonrisa pues pronto un año más calentará este entorno. Un día cualquiera de estos te recorro de un extremo a otro, por entre tus pechos y finalizo por Somosierra en tus faldas.

    me quedo con esto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te sigues quedando con palabras me vas a dejar sin ellas...
      El asunto fue el siguiente y explícolo:
      El desgaste en las primeras horas de la mañana aún se percibe pues las temperaturas no son estables y se produce esa transgresión - por el quebranto - y transición cuando los vientos rolan de tierra al mar, cuando tras la noche lo hacían al contrario. Entonces la piel de las rocas habla y, al igual que el aprendizaje de los sordomudos, si te pegas a ellas se oyen lamentos lejanos de su corazón plutónico, frío y denso. Si caes te abrasas; si te desplomas, mueres y el golpe puede dejar un reguero rojo que tiñe y contrasta con el verdor de la pradera. Pero, como todo, esa voces viajan en cada partícula de arena desprendida y el viento las deposita en el cono de derrubios de su base...En la que, muchas veces, hay alguna nieve que aguanta hasta estas fechas; los rigores del nuevo sol de esta primavera madura irá derritiéndola y ese entorno pedregoso se hará bastante insoportable para muchos. No para nosotros que nos gusta caminar a pleno sol incluso en agosto; o al menos a mí. Poco importa eso. De ahí que a muchas/os les moleste y lo vean malo hacerlo después de comer por aquello de pensar que se pueden coger insolaciones o darles lipotimias de las que han oído hablar tantas veces. Nada se soporta mejor en lana-tu-raleza que sentir el sol tan alto; de gran radiación pero suavizado por los vientos.

      La Mujer Muerta, como bien conocemos - tú incluido- todos , es una sierra de las que componen el sistema Carpetano y tiende sus voluptuosas formas desde el puerto de Pasapán hasta la Pinareja. Ahí y con las otras cumbres intermedias, ella tumbada y dormida, se deja recorrer por montañeros que hora rozan sus cimas lechosas, hora sus cabellos, labios o monte de venus. Luego vienen los Montes Carpetanos propiamente dichos, esos donde su cumbre Lara, al de la Peña llana y clara, es la máxima altitud y enlaza con el puerto de los Neveros que poniendo la mano por encima de la frente para evitar al sol poder divisar, a lo lejos, las altas faldas de Somosierra. Al llegar allí descendería por ellas a la carretera buscando alguien con quien iniciar el regreso…a casa.
      Si, además, das la espalda al sur y colocas unos anteojos delante de los tuyos, en los días muy claros, podrías ver Londres (o London) con mucha facilidad si no fuera por la canaliza y dichosa curvatura.
      Recordando al arcipreste, aquel de aquella población de La Alcarria, me sentí invadido por los sensuales pasajes de su gran libro libre e imaginándome correrlas todas por sus cuerdas altas partiendo por entre maternas montañas y ralas trochas en las que si me pillara la noche que fuera abrezado entre los labios de sus matas...
      Arrullado al guiño de estrellas que mecieran en el cielo de mi boca apaciguaran mis vagos y noctámbulos discursos a la luna llena.
      Pues eso, apertas J

      Eliminar
  10. Para que luego digan que "menos da una piedra"...

    Cada uno busca "su" soledad, o "su" compañía a "su" manera. Unos, prefieren la montaña; otros un camino; algunos, perderse entre la multitud, o cobijarse entre cuatro paredes,... La soledad eligió un n-ombre.

    tD1b, d:D´

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando alcanza a un ombre es dolor de cabeza salvo que tenga la mollera dura como ésa y no se abrigue. Algunos caminos que rodean las casas llevan a farallones y sólidas rocas desde las que ver horizontes bulliciosos, por eso se busca soledad, algunas veces, compartida sea el punto de salida y el turno de llegada que por andar eligiendo algunas pudieran verse afectadas desde el pilar del agua que le dio nombre...también a los animales.
      Perdidos de la vida llaman algunos que apostatados tras esas multitudes encuentran el camino de inicio y regreso; suma y sigue desde el alba al ocaso que por si acaso llévese un frontal que alúmbrelo.
      MloQDo,S:D

      Eliminar

Se añade nuevamente la letra, pues los eSPANtapájaros entran rompiendo la cacharrería.
Cuantas más facilidades peor...Resolviendo un desaguisado
[Ha pasado boedromion: Añade lo que quieras,
cuéntanos y se desovilla si andamos bien de tiempo o nos vemos con calma...si no, no]
Benvido... d: )´


Epílogo bestial:
Gracias a todos por vuestros comentarios.
Pero si escribes en anónimo, tal vez, no salgas publicado