5/1/15

Esperando regalos del dueño de la fantasía. Pastoreando la luna con tubos de cartón y aerosol de nieve.





Traffic: Dear Mr. Fantasy

No toda la ropa es de entretiempo ni tiene condición de uso, o se va a una cosa o a otra que, entre medias, siempre están los centros para realizar los cambios.

Mientras ellos ilusionados, con sus zapatillas de marca y sus calcetines tobilleros, danzaban sus nocturnos juegos alrededor de la luces que de sus móviles provenían. Y hablaban del miedo, temor a los coches que se acercaban o a asuntos de comisarías si los polis los pillaban entre escombros.
Siempre la misma historia, siempre el mismo tópico que se ciñe a las pocas palabras que empleaban aún sabiendo que el mayor y único peligro es al accidente. El juego se les hacía misterioso, de noche más divertido, pero la posibilidad de oír la voz adulta que los descubriese les daba mayor aliciente.
Jugar a descubrir, con los amigos, que lo que antes era propiedad privada hoy carece de valor y su escombro desmenuzado permite ver sólo la importancia del suelo.

Pastores de juegos modernos, eso piensan ellos, que esperan esta noche de sus sueños y aún sabiendo el porqué ansiosos dejan pasar las horas que, mañana, les permita sentir el calor del hogar que los cuida.
La historia infantil del juego repite la misma condena. Pasar con el menor ruido el rito para ser adulto. d:D´

Qué frío hacía.


Y sus templos otrora importantes, de cuidado, cementados y repletos polvos 
de calizas que contenidas en depósitos adyacentes termina por agotarse 
de la falta de consumo y su gran valor se desmorona como el vandalismo
que recicla cualquier cosa que esté a su alcance.
Es el abandono. Antes sacra oficina, de trabajo despacho
Hoy desaparece sin importancia.

8 comentarios:

  1. Que la juventud sueñe, ajena a los problemas de los adultos, es lo natural. Que aprovechen su osadía mientras puedan, que la época de las responsabilidades llega rauda y veloz por su propio pie y dura la tira.

    tD1b.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La juventud sueña sí, y luego se da de bruces contra pesadillas; que los sueños que se producen al cerrar los párpados lleven al descanso diario y no vayan más allá que de las obligaciones individuales.
      Encontrarlos y hablar con ellos fue sencillo; pedirles, a su vez, un poco de humor no era difícil y con sus risas y sonrisas más todavía. Uno transportaba un tubo de cartón pues ya sabemos que a los chicos/as cualquier cosa les vale para divertirse. Con él emprendían una suerte de batallas al aire, un irónico juego de hacer rabiar a la luna. Una chica empuñaba un aerosol de nieve y lo lanzaba como queriendo hacérselo llegar para llenarla de ella, su móvil, cómo una puerta, alumbraba las espaldas del conjunto. Un juego que los distendía y les alejaba del temor a los extraños que al encontrarse con uno mayor que ellos y que al hablar moderaba sus temores relajaban el ambiente y se hacía aún más divertido las poses, la atardecida noche y sus tonterías.
      Todos me parecieron muy educados que, por otro lado, se divertían de la misma forma que nosotros lo hicimos a su edad. Hay cosas que no cambian y de ahí que se repetirán siempre, aquí o incluso en los lugares más insospechados y poco recomendables. Son las claves del misterioso paso de la infancia a la juventud y de ésta a la adultez. Algo que vivido como un juego es todo un regalo.
      Otra cosa sería y muy seria es como lo pasan muchos otros niños y jóvenes que viven bajo capas de miseria; ahí el dolor y el desasosiego no es juego alguno, es parte una lucha por la supervivencia que deja en pañales a toda nuestra sociedad enriquecida.
      Saludos, me lo tomo. Gracias.

      Eliminar
  2. En la última foto no solo se ve la ruina e infinidad de estrellas, conseguiste que se vea el frío. Saludos norteños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es irónico pero es así; lo que ayer tenía consideración y valor, hoy es abandono, zarzas y carne de escombro. Pero en cambio sirve de lugar para mil juegos, escondites, demostraciones de valor adolescente, compañerismo, etc. También me vale a mí, para prácticas de fotografía y poder ver que las luces de la ciudad lo embargan todo y reprimen a esas otras que se encuentran suspendidas más allá de nuestro alcance.
      Fría estaba la ruina, fría por desvestida de paredes, fría por el color desvanecida y fría rodeándonos tanto la noche como esa luna que saliendo de su horizonte contaminado fue perdiendo vistosidad enrojecida.
      El frío también era mío y de las puntas de mis dedos y aunque no fue mi intención me lo colgaron a lomos por ser propiedad circundante. Es el peaje que se paga por lo gratuito.
      Qué desconcierto...jejej
      Saludos, centrados

      Eliminar
  3. Siempre me haya gustdo el encanto de esos lugares abandonados, que antaño gozaron de esplendor y vida convencional y ahora están plagados de misterio... Lugares que parece que han de ser visitados con la prudencia y el temor a profanar su calma y su decadencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El misterio de lo desconocido, lo cuasi clandestino, tiene un terrible encanto cuando somos niños y es muy bueno para el desarrollo a descubrir cualquier cosa. Define como es nuestra educación y supone el aliciente para ser autónomo cuanto antes. No confundir con emprendedor que dice el Pp....jeje
      En este caso en su interior poco queda que no sean escombros; siempre para lo ajeno hay amigos que aclaran el porqué muchas edificaciones se viene abajo mucho antes de lo esperado. No sólo es algo de ahora. En tiempos de maricastaña, había unos hombres barbaros que se subían a las paredes y se llevaban ortostatos y cubiertas para los muros de sus fincas y casas...actualmente.
      Por ejemplo:
      [ http://transourensan.blogspot.com.es/2014/12/mamoas-das-cabanas-el-misterio-de-las.html ]

      Eliminar

  4. Te estás haciendo todo un experto en fotografía nocturna. Quizás algún día me enseñes algo de eso.
    Lo del frío me gusta menos aunque, si la foto es buena, habrá que sacrificarse.

    dL·bR

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, por ahí vamos, por ahí andamos que cuando uno tiene buen maestro pone en práctica cuando y cuanto puede. Y por eso ando, entre otras cosas, tan ocupado; además de despistado
      Para el frío dicen por Estocolmo que, donde poco escocía Escocia, no lo hay sino gente mal vestida.
      Algún día, algún día; aunque mejor de noche...jeje

      Eliminar

[Ha pasado boedromion: Añade lo que quieras,
cuéntanos y se desovilla si andamos bien de tiempo o nos vemos con calma...si no, no]
Benvido... d: )´


Epílogo bestial:
Gracias a todos por vuestra afabilidad y comentarios